close

CONTRATOS DE ADHESIÓN

noviembre 14, 201714Views
Business People Handshake Greeting Deal at work.

Al momento de realizar una compra, a veces nos gana la emoción o la urgencia por adquirir ese producto o servicio porque se necesita o desea tanto que no hay oportunidad de preguntar si el proveedor debe otorgar un contrato, y si lo hay, de leerlo antes de firmarlo.

Y es hasta ese momento en que algo ocurre con el bien o servicio adquirido, que nos detenemos a pensar a qué se comprometió cada parte, cuál es su responsabilidad en ese acuerdo que se estableció.

En una relación de consumo, entre proveedores y consumidores, la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) establece como un principio básico la información adecuada y clara sobre los diferentes productos y servicios.

Hay contratos donde el proveedor establece previamente las cláusulas para la adquisición del bien o servicio y no pueden sufrir modificaciones, denominados contratos de adhesión.

El artículo 85 de la LFPC define al contrato de adhesión como el documento elaborado unilateralmente por el proveedor para establecer en formatos uniformes los términos y condiciones aplicables a la adquisición de un producto o la prestación de un servicio, aun cuando dicho documento no contenga todas las cláusulas ordinarias de un contrato.

Estos formatos uniformes, deben estar escritos en idioma español y tendrán que ser legibles a simple vista, en el tamaño y tipo de letra.

En algunos casos, se presentan como formularios que se completan con los datos de la persona que contrata y las firmas respectivas.

Respecto a las cláusulas, el mismo artículo define que éstas no implicarán prestaciones desproporcionadas a cargo de los consumidores, obligaciones inequitativas o abusivas, o cualquier otra cláusula o texto que viole las disposiciones de la LFPC.

Lo anterior con la finalidad de buscar una equidad entre las obligaciones y derechos de los proveedores y consumidores para las mejores prácticas en las relaciones de consumo en beneficio de ambas partes.

De acuerdo con la Dirección General de Contratos de Adhesión, Registro y Autofinanciamiento de Profeco, algunas cláusulas abusivas o desproporcionadas son consideradas como tal cuando:

  • En las operaciones a crédito, el proveedor se reserve la facultad de modificar el tipo de interés acordado.
  • El precio se determine hasta el momento de la entrega del bien o servicio.
  • El precio final aumente sobre el convenido, sin reconocer al consumidor el derecho de rescindir el contrato.
  • No contemplen la indemnización por una cantidad equivalente a cantidades abonadas por el consumidor si la rescisión del contrato es imputable al proveedor.
  • Permitan al proveedor imponer y cobrar servicios adicionales, sin que el consumidor cuente con la opción de aceptarlos o rechazarlos.
  • Omitan la fecha de entrega de los bienes o servicios.
  • Condicionen la suscripción de un contrato de adhesión, al envío de información con fines mercadotécnicos o publicitarios.
  • Eximan de responsabilidad al proveedor por los daños que cause al consumidor.
  • Los plazos de garantía sean inferiores a los establecidos en la LFPC.
  • Establezcan únicamente causas de incumplimiento por parte del consumidor, que originan la terminación o rescisión del contrato y no se especifican las del proveedor.
  • Las penas convencionales (porcentajes o cantidades de dinero) en caso de incumplimiento se establezcan sólo para el consumidor, o cuando existan ambas, estas sean desproporcionadas.
  • Impongan plazos forzosos en la prestación de servicios sin justificar tal situación; que dichos plazos sean excesivos, o que establezcan penas convencionales superiores al saldo pendiente de cubrir de dicho plazo.
  • No se determine el otorgamiento de bonificación o compensación al consumidor cuando el servicio no se preste en la forma y términos convenidos.

Es de gran importancia leer y comprender el contenido del contrato por los términos y condiciones a los cuales se compromete con el  proveedor al momento de aceptar el contrato, y para conocer los derechos y obligaciones de éste.

RECOMENDACIONES

Antes de firmar el contrato que determina la aceptación de la adquisición del bien o servicio con el proveedor a quien se le ha concedido la confianza de que lo proporcionará bajo esos términos y condiciones, hay que tomar en cuenta:

Compara al menos con tres proveedores.

  • Previo a la compra, consulta en el Buró Comercial de Profeco el contrato del proveedor, a través de: https://burocomercial.profeco.gob.mx/
  • No importa de cuántas hojas está compuesto el contrato, es obligación leerlo junto con los anexos.
  • Comprender totalmente su contenido. En caso de dudas, pedir aclaraciones.
  • Identificar los datos del proveedor: razón social, dirección física, representante legal, medios de contacto, etc.
  • Cerciorarse cuando ofrezcan el producto o servicio de manera verbal que coincida con lo estipulado en el contrato o preguntar en qué sección aparece.
  • No sentirse presionado por firmar hasta que no se hayan comprendido las cláusulas; se pude solicitar una copia para leerlo detenidamente. Si existen dudas, acércate a Profeco
  • Ante una modificación en el precio, servicios adicionales no pactados u otra modificación no prevista, se debe consultar con el proveedor o presentar una queja ante Profeco.
  • Pedir siempre una copia cuando el contrato esté firmado por ambas partes, pues ante cualquier duda o queja se tendrá a la mano.

Profeco Guanajuato: 5 de mayo 341, colonia Obregón, León, Gto. Teléfonos: 7165968, 7165682, 7166044, 7166465.

Preferente 3

Las tecnologías exponenciales resolverán los grandes retos del futuro: Vivian Lan.

Platillos-ti¦üpicos-de-Me¦üxico-

CANIRAC al rescate de platillos típicos de la ciudad